Indagan complicidad de policía en una red de trata de personas.

Cinco personas acusadas de trata y tráfico de personas con fines de explotación sexual de menores fueron enviadas a la cárcel de San Pedro de La Paz con detención preventiva por dos meses, mientras duren las investigaciones. Entre los arrestados hay un funcionario policial presuntamente perteneciente a la Felcc de El Alto y una mujer, que fue beneficiada con detención domiciliaria debido a que atiende a un bebé lactante.

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), de La Paz, Rolando Rojas, informó que la noche del viernes hicieron un operativo en al cual allanaron cinco inmuebles y alojamientos que también funcionaban como lenocinios clandestinos ubicados en la calle 12 de Ooctubre.

“El día viernes se procede al allanamiento de cinco inmuebles, donde se logra aprehender a tres personas que estarían involucradas con este caso de trata y tráfico de una menor de 13 años”, dijo.

Este operativo logró desarticular una red de trata de personas además de rescatar a cuatro menores, dos de 15 años y otras de 16 y 17.

Las menores fueron interceptadas en diferentes provincias alejadas y ahora se encuentran junto a sus progenitores, recibiendo ayuda psicológica.

El director nacional de Derechos Humanos y Control Social, Hugo Iriarte, señaló que una menor, a sus 12 años, fue interceptada en la calle cuando vendía chicles y dulces, circunstancia en que una mujer y sus cómplices, valiéndose de su fuerza, la subieron a un motorizado para llevársela y prostituirla.

Durante dos años, la niña sufrió agresiones sexuales con diferentes personas en diferentes alojamientos, hasta el 11 de abril, cuando la víctima se armó de valor y aprovechó para escapar.

Iriarte dijo que “la menor junto a su familia decide escapar de El Alto y venirse a Cochabamba, donde buscaron ayuda en las autoridades correspondientes, pero le negaron”.

El 19 de abril se hizo la denuncia y la noche del viernes se realizó un operativo en el que se aprehendió a cinco personas, tres acusadas de trata y tráfico de personas con fines de explotación sexual debido a que la víctima los identificó plenamente, mientras que las otras dos fueron imputadas por otros delitos. El director de la Felcc de Cochabamba, Ronald Tapia, indicó que las investigaciones se están desarrollando para determinar si existen otros implicados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.